Para dirigir un equipo de jugadores de segundo nivel usted debe ser un líder de primera

Tanto en la gerencia de campo de una organización deportiva como en el trabajo ejecutivo de una empresa tradicional es frecuente tropezar con la interrogante ¿qué le permite a un equipo de jugadores de segundo nivel alcanzar el éxito de uno de superestrellas? Casos como los de la selección de Grecia que ganó la Eurocopa de 2004 y la del Atlético de Madrid con el título de Liga de España de la temporada entre 2013 y 2014 son logros colectivos de grupos que vencieron las probabilidades de 100 a uno para ganar. En ambas referencias no hubo materia prima de alta cotización en los mercados de la industria del fútbol. Lo hicieron con jugadores de bajo coste y poco mediáticos. La discusión se plantea que con jugadores de primera, un líder podría pasarla sólo con una borrosa imagen del futuro o una meta que cambia con el tiempo. Con jugadores no tan estelares necesita asegurarse de que la meta esté claramente definida. Entonces, ¡prepárese! Si dirige un equipo de jugadores de segundo nivel usted debe ser un líder de primera.  Siga la lectura completa de este documento…+

Compartir con más ejecutivos y profesionales

X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta

Email
Print