Los riesgos de gestionar un modelo de negocio deporte preestablecido

La Copa Mundo Brasil 2014 no es una empresa hecha por los brasileños y menos una oportunidad para reinventar con la creatividad propia de quienes han sido los mayores contribuyentes de la materia prima (jugadores) que ha enriquecido y hecho perdurable el producto de mayor consumo en la industria del entretenimiento, y por efecto, los valores diferenciales con los cuales el holding deportivo FIFA selecciona, impone y viste su arquetipo de negocio prefabricado. Desde Suiza, la sede central, convoca a sus países socios a cumplir unos requisitos preestablecidos sin permitir exigencias de Roi (retorno de la inversión) para las soluciones sociales internas como contraprestación al monumental esfuerzo económico de la nación sede. Todo el formalismo sobre el montaje y desarrollo de la empresa está reglamentado y por lo tanto, de estricto cumplimiento: diseño de estadios, infraestructura urbana, transporte masivo, suministro de alimentos, bebidas oficiales, bienes deportivos, cupos de boletería por ciudad, venta de productos licenciados en los estadios, derechos de imagen en TV y nuevos medios, y hasta un manual de seguridad creado en el frío edificio de la FIFA en Zurich. ¿Por qué esta obediente aceptación de un modelo económico preestablecido? > Siga la lectura completa para interpretar este documento…+

 

Compartir con más ejecutivos y profesionales

X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta

Email
Print