El atractivo de gestionar una empresa perdedora

La riesgosa compra de un boleto de lotería multimillonario llamado Juegos Olímpicos. 

El expediente operacional de la multinacional deportiva COI (Comité Olímpico Internacional) dicta cómo, cuándo y por qué una ciudad elegida está obligada a la totalidad de los costos que demanda la estadía y alimentos de los casi 11 mil deportistas de 200 naciones y de toda la burocracia olímpica; la modernidad y funcionamiento de las fábricas de producción (llámese estadios), transporte, obras urbanas y seguridad. Pero no pone en la lista de exigencias la inversión total de la ciudad sede para responder. Por eso China gastó 40.000 millones de euros para que Pekín cumpliera con los de 2008, aunque su interés capital con los olímpicos era la de mostrar la cara limpia de la nueva gran economía del mundo sin perjuicio de su débil y cuestionada democracia. Mas mesurados, los ingleses, gastaron 12.000 millones para Londres 2012. La Rusia de Vladimir Putin desembolsó unos 24 mil millones de euros para que el balneario Sochi se pusiera de gala al mundo en el 2014 con los Juegos de invierno. Brasil con Río 2016 invirtió al menos 12.000 millones de dólares con unos 4.600 millones de pérdidas. La historia registra que los últimos Juegos Olímpicos rentables fueron los de 1984 en Los Ángeles. Canadá, con los de Montreal 1976, perdió más de mil millones de dólares. Este desplazamiento masivo de dinero para una fiesta más mediática que de provecho económico y social suscita más cuestionamientos que bondades. ¿Qué tienen los Juegos Olímpicos que hace que una ciudad que normalmente no está dispuesta a gastar un solo centavo en infraestructura o planeación esté ansiosa por gastar tan salvajemente? ¿Existe alguna forma significativa de cambiar el modelo de negocio para controlar los costos, de modo que los juegos sean tan populares como lucrativos?¿Son una estrategia de mercadotecnia para poner en el mapa global una Marca Ciudad? ¿Es una rica fuente de ingresos comerciales para una sola empresa, el holding COI con sede en Lausana, Suiza, la casa de una frondosa burocracia que vive del deporte? » Siga la lectura completa de este documento…+


Compartir con más ejecutivos y profesionales

X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta

Email
Print